Artículos/

En ocasiones no es cuestión de cantidad, sino de calidad

13.02.2018

 

¿Recordáis esta primera foto? Es la Plaza de la Abadía en el puente foral. El vidrio se desbordaba en varios puntos de recogida... Y así estuvo más de una semana. Genial imagen para los turistas que nos visitan. ¿Responsable? La Mancomunidad (gobernada por APS).

 

La Mancomunidad echa la culpa a la empresa Ecovidrio, que no debe pasar lo suficiente a recoger. ¿Solución? Ninguna. En vez de ponerles las pilas o recoger el vidrio la propia Mancomunidad y dejarlo en sus naves... a APS se le ocurre plagarnos la plaza de contenedores (segunda foto).

 

 

A veces no es cuestión de CANTIDAD, sino de CALIDAD. Los contenedores son necesarios, pero a la vez debemos ser capaces de cuidar nuestra imagen. No es compatible "fardar" de Sangüesa en las reuniones de la Asociación del Camino de Santiago (que nos cuesta 3.000 €/año) y a la vez tener la iglesia de Santiago rodeada de basuras, el albergue cerrado varios meses, la entrada por El Parral sucia, Santa María rodeada por el tráfico...

Please reload

OTROS ARTÍCULOS

Please reload