Artículos/

Policía Local de Sangüesa: empeorar y morir

26.04.2017

 

Que el alcalde y su grupo APS no quieren Policía Local se sabe desde la legislatura pasada. No es ningún secreto pese a que se empeñen, de cara a la galería, en disfrazarlo de otra cosa.

 

Desde el primer día en que Ángel Navallas probó el sillón de la Alcaldía ha tenido como objetivo cargarse al cuerpo de Policía Local y dejar a los sangüesinos sin su servicio. Pero, como siempre hace, jamás va a defenderlo abiertamente. Es incapaz de enfrentarse a sus propias ideas. Por eso la estrategia es otra: empeorar el servicio, hacer que los sangüesinos pierdan la confianza en el cuerpo y dejarlo morir.

 

Los datos son muy reveladores. Antes de entrar APS a la Alcaldía el cuerpo de Policía de Sangüesa contaba con 5 agentes y 2 auxiliares (figuras que, entre otras características, no opositan al puesto y no portan armas). Ante la imposibilidad en la legislatura 2011-2015 de poner de acuerdo a los 4 grupos municipales (APS, AISS, Bildu y PSN), Navallas aparcó la idea de integrar a la Policía Local en la Policía Foral. De entrada, perderíamos calidad en el servicio y no existiría un gran ahorro económico.

 

Iniciada la nueva legislatura 2015-2019, APS vuelve a retomar la idea de la “integración”, pero sigue sin contar con el apoyo de la oposición (AISS y EH Bildu), que sumamos mayoría. Además, se le cruza por medio la nueva y polémica Ley de Policías que cuenta con el rechazo en bloque de los sindicatos policiales y tiene a la consejera Beaumont entre la espada y la pared. Es entonces cuando la estrategia de APS cambia: cuanto peor, mejor.

 

Se elimina el servicio nocturno de vados, no se cubren las plazas vacantes, se parchean a base de contratación de auxiliares, los agentes ya no pueden patrullar siempre por parejas, no se prevé nada para futuras jubilaciones, los servicios de fin de semana y de Fiestas se tambalean… Pasamos a tener 4 agentes y 3 auxiliares. Y, por si fuera poco, ahora 2 agentes se encuentran de baja (uno, el Jefe), 1 agente se jubila en poco más de un año, los auxiliares están equiparados salarialmente, el Jefe es el mejor pagado de todo el Ayuntamiento, sube el gasto, empeora la calidad del servicio… Situación insostenible.

 

Y APS, incapaz de tomar ninguna decisión, se permite el lujo de hablar de “optimización de recursos”.

 

 

Javier Solozábal Amorena

Portavoz grupo municipal independiente AISS

Please reload

OTROS ARTÍCULOS

Please reload